• eu
  • es

Acceso a la cultura y creación artística, Donostia en estado de emergencia cultural

Para Irabazi-Ganar Donostia el fomento de la actividad artística y su interiorización por parte de la ciudadanía son elementos fundamentales de la actividad de gobierno municipal.

Consideramos que la ciudad está en estado de emergencia cultural: lo que encontramos hoy en día es un páramo de creación. Las posibilidades están cercenadas por las identidades homogéneas, y por la carencia de miras culturales a nivel político. La oferta cultural está contenida y pugna por nacer. El artista y el técnico artístico se ven obligados a emigrar para desarrollar su actividad. La ciudadanía se conforma y adormece. El arte deviene una materia de consumo mercantil y sin fondo.

El esfuerzo en materia de cultura debe enfocarse en 3 ejes:

  • el artista, pero también el profesional técnico

  • el mensaje

  • la ciudadanía

El artista y el técnico

  • Facilitar logística (locales, materiales, acceso y contacto con los medios de comunicación)

  • Fomento de redes de pequeños o grandes programadores independientes, que empuje las actividades en música, artes escénicas y artes plásticas.

  • Involucrar a bares, locales y todo tipo de establecimientos, independientemente de su actividad principal, en la exhibición artística temática y coordinada. Café teatro, exposición de artes plásticas, etc. Apoyo con guías para la ciudadanía.

  • Hacer más factible la grabación (tasas y autorizaciones) en Donosti para fomentar la creación audiovisual en la ciudad.

  • Creación y coordinación de ecosistemas artísticos y técnicos de proximidad, es decir, utilizar y dar a conocer a artistas y agentes culturales locales.

  • Licencia de uso abierto“: se trata, desde el ayuntamiento, de proponer a propietarios de locales vacíos (pendientes de venta o alquiler) dejar utilizar sus locales para actividades abiertas y gratuitas (exposición, concurso de poema, micro-teatro, evento popup, concierto acústico intimista, …)

  • Habilitar espacios de espectáculo sin necesidad de pedir permiso. Hay espacios céntricos o en los barrios no conflictivos con el resto de actividades (ruidos, uso de la vía pública, etc) y que permiten ofrecer una oferta auto-gestionada por l@s artistas y controlada por el municipio. Terrazas de Kursaal, terraza Oteiza, por ejemplo.

  • Establecer un procedimiento express de petición de uso de la vía publica para la actividad artística.

El mensaje

  • Apostar por la convergencia de conocimientos, tradiciones, ideas, transgresiones, rupturas, cuestionamiento de normas, que nos permitan mejorar como colectivo las áreas intelectuales, espirituales, sociales, convivenciales y de ocio.

  • Entender la creación artística, y el contacto de la ciudadanía con ésta, como fuente de mestizaje y de generación constante de identidades.

  • Valorizar la cultura identitaria como valor positivo, pero no como el único.

  • Fomentar la creación y exhibición independiente.

  • La producción artística deberá ser promovida bajo criterio de los artistas (político, sexual, estructural, familiar, económico).

  • Igual valoración de toda oferta cultural, cualquiera que sea su idioma de base, evitando la interferencia entre la cultura y el fomento del euskera (no a la censura de proyectos sin componente euskaldun).

La ciudadanía

  • Proponer una coordinación de las ofertas culturales propias (que no haya solapamientos de programación entre Donostia Kultura y el Kursaal por ejemplo)

  • Adecuar el transporte público para un acceso plausible a las ofertas culturales existentes. El diseño actual del transporte público no permite la afluencia de público.

  • Desconcentrar la oferta cultural. Todos los barrios de la ciudad deben contar con impulso artístico y con oferta para la ciudadanía. Ofertas de dinamización y escaladas a las posibilidades de atracción de cada zona.

  • Disminuir la rigidez técnica o burocrática para obtener mas flexibilidad y dejar que mande la actividad cultural y no los horarios (abrir las Casas de Cultura los domingos por ejemplo).

  • Promover la formación cultural mejorando el apoyo a las escuelas de arte, danza y música del ámbito municipal, materializado en estructuras, docentes y material didáctico. Cuidar especialmente que l@s interesado@s en formarse, tengan acceso a esa formación. Poner la formación más cerca del pueblo con especial sensibilidad en el acercamiento a los sectores sociales menos privilegiados. Influir positivamente en el sector privado de la formación artística para sumar esfuerzo en la creación de nuevos artistas.