• eu
  • es

Moción de control sobre el desarrollo de Atotxa Erreka

El gobierno municipal ha iniciado la tramitación para enajenar 16 parcelas “adscritas al Patrimonio Municipal del Suelo” en el área de Atotxa Erreka. Nuestro grupo considera que debe paralizarse el desarrollo de Atotxa Erreka por distinto motivos:

  • por consumir suelo municipal sin aportar solución a la importante demanda de vivienda protegida.
  • por tener una edificabilidad sobre rasante inferior a la mínima legal sin disponer de autorización del Gobierno Vasco ni informe favorable de la Comisión de Ordenación del Territorio.
  • Por no tener evaluación del impacto sobre el género.
  • Por ser un desarrollo contrario a las determinaciones del Plan de Acción Klima 2050.
  • Por no conocer la repercusión económica de las infraestructuras y servicios a prestar en el sector.
  • Por ser un modelo de desarrollo de baja densidad contrario a las determinaciones del Plan Territorial Parcial de Donostialdea-Bajo Bidasoa.

El desarrollo de Atotxa Erreka consume suelo sin aportar solución a la importante demanda de vivienda protegida. El Plan Municipal de Vivienda incide en la importante y creciente demanda de vivienda protegida. Frente a esa demanda, el Plan señala que los ámbitos donde el Plan General ubica el grueso de la vivienda protegida (Auditz Akular, Antondegui y Aldatxeta), no se van a desarrollar.

Ese desfase hace necesaria la revisión del Plan General a fin de determinar alternativas para la satisfacción de dichas solicitudes. Y en esta necesaria y urgente revisión la primera medida a considerar es, indudablemente, un fuerte incremento de las previsiones de vivienda protegida en los ámbitos urbanísticos todavía no ejecutados o no totalmente ejecutados como Atotxa Erreka, dónde recordamos que el número de viviendas de momento previsto es de 320, todas ellas libres.

Atotxa Erreka tiene una edificabilidad sobre rasante inferior a la mínima legal. Este ámbito, a pesar del tiempo transcurrido desde la aprobación de su plan parcial en 2004, apenas ha sido ejecutado en lo que se refiere a su edificación. Tiene una superficie de 407.614 m2 (para hacerse una idea, la superficie de de Riberas de Loiola, 281.948 m²), con una edificabilidad sobre rasante de 0,1587 m2 (t)/m2, muy inferior a la mínima legal establecida desde 2006 por la Ley de Suelo y Urbanismo (0,4 m2 (t)/m2).

Aunque la edificabilidad del ámbito es claramente inferior a la mínima legal, en el expediente del Plan General de 2010, no constan ni el informe favorable de la Comisión de Ordenación del Territorio, ni la autorización del Gobierno Vasco, que son los requisitos establecidos en el artículo 77 de la Ley 2/2006, de Suelo y Urbanismo, para la validez de una situación de edificabilidad inferior a la mínima.

Ha de tenerse en cuenta que, conforme a la disposición transitoria segunda de la Ley de Suelo, la edificabilidad del ámbito, establecida en el Plan General de 1995, debía haberse adaptado a la mínima legal en el plazo de ocho años: “En cualquier caso, todos los planes generales y normas subsidiarias deberán ser adaptados a las determinaciones de esta ley, con aprobación definitiva en el plazo máximo de ocho años.” En concreto, la adaptación tenía que haberse llevado a cabo en la revisión de Plan General aprobada en 2010, según la citada disposición transitoria: “La primera revisión de planes generales y normas subsidiarias que no contara con aprobación inicial a la fecha de entrada en vigor de la ley deberá sujetarse a lo previsto en la misma“. Es de señalar que en el año 2010, año de la aprobación del Plan General revisado, el plazo de ejecución del Plan Parcial estaba cumplido sin que se hubieran solicitado la gran mayoría de las licencias de edificación.

No existe evaluación del impacto sobre el género para Atotxa Erreka. El Plan General de Donostia, y consecuentemente la planificación en Atotxa Erreka, tienen uno de los defectos que han determinado la reciente anulación por el TSJM de la Modificación de Plan General de Madrid que afecta al campo de fútbol del Atlético: la carencia de evaluación de impacto de género. Además de poner en tela de juicio la calidad de la ordenación, esa carencia puede causar, como en Madrid, la nulidad del Plan.

Atotxa Erreka es un desarrollo contrario a los criterios municipales de sostenibilidad. El gobierno municipal ha aprobado el pasado mes de junio el Plan de Acción Klima 2050, en el que, con el objetivo de “desarrollar un urbanismo con criterios climáticos y sostenibles”, entre otras acciones, establece: “1. Revisión del Plan General de Ordenación Urbana con criterios climáticos. … 3. Revisión de los proyectos y del planeamiento especial o de desarrollo aprobado para introducir criterios de sostenibilidad y clima, así como para evitar la artificialización del territorio y para inducir la circularidad de la economía.”

Atotxa Erreka propone un desarrollo incompatible con normas de rango superior. Plan Territorial Parcial de Donostialdea-Bajo Bidasoa, de julio de 2016, en su “Artículo 7.– Objetivos de ordenación territorial”, dice que los nuevos desarrollos urbanísticos “deberán estar obligatoriamente servidos por la red de transporte público” (algo previsto también en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Donostia, 2008-2024), y que debe eliminarse “del Modelo de Ordenación del Plan Territorial Parcial la previsión de nuevos desarrollos con tipología de baja densidad”. Dado que la ejecución del Plan Parcial de Atotxa Erreka, desde el punto de vista de la edificación, apenas se ha iniciado, debería revisarse el plan.

En resumidas cuentas, la problemática del planeamiento de Atotxa Erreka se explica de forma clara en el informe del arquitecto municipal, de 23 de abril de 2004, que a su vez menciona el diagnóstico sobre ejecución del Plan General:

“Este planteamiento ha sido objeto de crítica en el documento ‘diagnóstico referido al proceso de ejecución de los desarrollos residenciales y de actividades económicas del PG …’. La consideración literal que merece Atotxa Erreka es: ‘… considerado en términos generales y en particular desde la perspectiva de sus afecciones en el territorio, de la ocupación de éste, del desequilibrio resultante entre las infraestructuras necesarias y la densidad propuesta, de la incentivación o dependencia del transporte privado, etc., es posiblemente el ejemplo más claro de un desarrollo desafortunado al tiempo que insostenible, en cuanto que conlleva despilfarro tanto de suelo como de infraestructuras.’”

Es decir, que según informes de los Servicios Municipales del propio Ayuntamiento, frente a la ciudad compacta, ecologista, feminista, cohesionada,…, propugnada en la legislación vigente y los Planes municipales, el Gobierno municipal promueve aquí una ciudad dispersa, sin criterios de género, que despilfarra un bien escaso como es el suelo, que fomenta el uso del automóvil, e insostenible económicamente.

Por todo ello, presentamos la siguiente:

MOCIÓN DE CONTROL

  1. El Pleno del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián insta al Gobierno municipal a suspender el desarrollo de Atotxa Erreka hasta que se determine su desarrollo definitivo en la próxima revisión del Plan General.
  2. El Pleno del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián insta al Gobierno municipal a paralizar el procedimiento de enajenación de las 16 parcelas a las que hace referencia el acuerdo de Junta de Gobierno Local “Concurso para la enajenación de diversas parcelas en Atotxa Erreka” del 3 de julio 2018.
  3. El Pleno del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián insta al Gobierno municipal a realizar un estudio de sostenibilidad económica del desarrollo actualmente previsto en Atotxa Erreka
0