• eu
  • es

Lo que no se dice sobre el informe de auditoría de la remodelación de Anoeta

Hemos revisado el informe de LKS, y hemos encontrado varios elementos que la ciudadanía merece conocer ya que no aparecen en los principales medios de comunicación.

Hemos leído en ciertos medios de comunicación que “LKS ha revisado de arriba a abajo el proyecto”. La realidad es que en la página 1 del informe podemos leer “la auditoría se realiza por muestreo de los elementos más representativos y sus conclusiones deben entenderse únicamente como una orientación, más aún en esta fase preliminar del informe”. Asimismo, en la página 48 del informe podemos leer que “la revisión no es exhaustiva”. A lo largo del informe, se indica en 11 ocasiones que la auditoría no está terminada, y en 6 ocasiones que se ha solicitado documentación adicional. Por lo tanto, no es cierto que se haya revisado el proyecto “de arriba a abajo”.

Hemos leído en ciertos medios que “LKS confirma que el proyecto de remodelación es perfectamente ejecutable”. La realidad es que no se lee algo tan contundente en las conclusiones del informe página 53:

  • “Las cuestiones relacionadas con el diseño estimamos que son correctas, aunque deberán confirmarse con las simulaciones que se encuentran en curso, mediante consulta a la autoridad competente en cuestiones normativas, mediante consulta a la LFP/FIFA en cuestiones deportivas y vía empresas organizadoras de conciertos.”
  • “El diseño de técnico del edificio se considera correcto, aunque pendiente de los estudios en curso, de un mayor desarrollo de algunos aspectos del proyecto por parte del equipo redactor y de completar el trabajo de auditoría.”

Por otro lado, a lo largo del informe, hemos contabilizado 24 aspectos negativos y 8 recomendaciones que se deberían de cumplir. Desde luego estamos lejos del apoyo firme presentado por ciertos medios de comunicación.

Hemos leído en ciertos medios que “analizadas el 80% de las partidas de cada uno de los capítulos del presupuesto presentado, no se han detectado errores ni omisiones importantes”. Es cierto que se han analizado el 80% de la “descripción de las partidas (textos)” (p48), pero lo que no dicen esos medios es que más de una quinta parte de esas partidas analizadas están pendientes de correcciones.

Hemos leído en ciertos medios que “teniendo en cuenta la coyuntura de mercado ‘quizá’ haya licitadores dispuestos a bajar los precios del proyecto”. La realidad es que el informe, en la página 50, indica que “se han comparado los precios de proyecto con precios de liquidaciones de otras obras recientes. Entendemos que los precios de proyecto pueden ser algo bajos” y que “existe un riesgo de que dichos precios no se mantengan o que afecten a la calidad o al plazo de la obra”. Por lo tanto, el informe reconoce de manera explícita el riesgo que supone una bajada en los precios.

Hemos leído en ciertos medios que “el desvío en el coste de los trabajos podría ser como mucho del 5 %”. La realidad es que página 51, vemos que la partida más cara de todo el proyecto podría tener un desvío de hasta 15%. Hay que señalar también que se han analizado el desvío de solo 6 de las 12 partidas que superan el millón de euros. Y por último, en la página 52, el informe indica que se han revisado mediciones de partidas que suman un 38% del presupuesto. ¿ Un 38% no es poco?. ¿Quién ha decidido qué partidas revisar y cuáles no?. ¿De cuánto podría ser el desvío de las partidas no analizadas?. Es llamativo por ejemplo el hecho de que se haya revisado la partida 28 de 187.000€ y no la 27 de un importe 10 veces más importante.

Para terminar, otros elementos que también merecen nuestra atención:

  • En todo el documento se menciona una sola vez las instalaciones públicas (casa de cultura, …), en la frase “Además en el edificio, se ubican la Federación Guipuzcoana de Fútbol, la Sede de la Real Sociedad y la Kultur Etxea “Ernest Lluch” a los que la remodelación afecta en mayor o menor medida” (p44). Esto significa que el proyecto de remodelación se centra en la parte futbolística y no contempla mejora alguna de los espacios públicos. Las fases de la remodelación se planifican para época de parada de competiciones futbolísticas (p7), es decir en periodo estival. Pero en periodo estival suele haber conciertos por ejemplo. Las afecciones a actividades no futbolisticas no se toman en cuenta.
  • En la página 4 podemos leer: “De acuerdo al pliego de cláusulas del concurso de remodelación del estadio, los aspectos constructivos que debía integrar el proyecto de remodelación del estadio son los siguientes”. Pero no ha habido ningún concurso de remodelación del estadio. Anoeta Kiroldegia ha recibido el proyecto redactado por la Real Sociedad.
  • El acercamiento de las gradas sirve para mejorar “las prestaciones para la competición y espectáculo deportivo de fútbol de máxima categoría” (p4). Vemos otra vez que la necesidad es futbolística, y es consecuentemente de la Real.
  • No se han analizado todavía las condiciones de evacuación (p5). Ese informe preliminar sirve para poder hacer correcciones en el proyecto. ¿Si no se han analizado las condiciones de evacuación en la fase preliminar, como se va a poder corregir eventuales errores?
  • Se recomendaría la validación por parte de empresas organizadoras. Habrá que comprobar que el acceso de los vehículos pesados si ha de darse, debe ser compatible con la sección del terreno de juego de manera que no se dañe.” (p8). No tenemos constancia de ningún informe al respecto.
  • Existe un problema serio de confort de visión para lxs espectadorxs:
    • “La elección de realizar la geometría de la grada rectangular al modo de los estadios ingleses, es para algunos expertos un tema discutible desde el punto de vista de confort y mejora del campo de visión de los espectadores” (p11).
    • Más de un tercio de los nuevos asientos que se van a hacer tienen un angulo de visión que no llega al “recomendable” y “La colocación de los fondos a 10 metros tal y como recomiendan tanto la FIFA como la UEFA, tendría unas implicaciones que no parecen asumibles en este caso” (p17).
    • Colocar los paneles de publicidad a 4m, según recomendación de la UEFA, provocaría una perdida de visibilidad importante para casi todos los asientos nuevos (p20). Se hacen gradas más cercas al campo desde donde no se ve nada. ¿Quién va a querer sentarse allí? Una solución planteada es de poner los paneles a 7m, pero tampoco soluciona el problema ya que el personal técnico obstruiría la visión del campo. Además dejaría un espacio muy reducido entre los paneles y las gradas, provocando problemas de evacuación posiblemente graves pero eso no lo podemos saber ya que, como se ha indicado al principio del informe, no se presenta el análisis de la seguridad en la evacuación en este informe.
  • Por esos problemas de confort visual, igual las federaciones no validan gran parte o totalidad de los nuevos asientos y el estadio no puede albergar competiciones de máxima categoría por no respetar unos requisitos (p22). El informe lo deja todo en manos de las federaciones, y no sabemos qué decisión adoptarían estas. En la página 35 podemos leer que “el estadio no cumple de manera estricta con los requisitos de calidad de la visión, teniendo cerca de un 10% del aforo por debajo de los valores mínimos recomendados establecidos”. 10% es muchísimo. “Es recomendable hacer un estudio en detalle de la obstrucción generada por el banquillo de cara a minorar los posibles “seat kills” en el momento de autorización por parte de la LFP y la UEFA” (p23) ¿Dónde está este estudio?
  • “Desde el punto de vista de uso del estadio para la práctica del rugby, la zona de ensayo es escasa, los estadios para la práctica del rugby suelen ser más alargados para albergar una zona de ensayo más generosa” (p17)
  • Hay elementos constructivos importantes pendientes de aclarar (p25).
  • En cuanto a los tornos, vemos en la página 28 que la LPF determinará cuantos tornos habrá que poner, determinando así la afluencia, que a su vez determinará la capacidad, que a su vez determinará la categoría del estadio. Algo importante queda sin definir.
  • El equipo negociador de Anoeta Kiroldegia, que analizó las ofertas de LKS y de los otros licitadores, dijo en su informe que:
    • “Respecto al grado de definición y desglose de los informes, tanto EPTISA como LKS aportan una ficha que describe pormenorizadamente las comprobaciones que se realizarán al proyecto”. Esa ficha de descripción pormenorizada no aparece en el informe de LKS a pesar de que en los pliegos para la auditoria se indica explícitamente que “se deberá redactar un informe inicial de supervisión recogiendo toda la información generada en las comprobaciones, análisis y revisiones realizadas”.
    • “Respecto a las mejoras u ofertas complementarias presentadas, LKS ofrece una preevaluación del proyecto bajo el punto de vista medioambiental, con criterios BREEAM”. Las palabras “medioambiente”, “medioambiental” o “BREEAM” no aparecen ni una sola vez en el informe.
  • La fecha indicada en la portada del informe es “21 de marzo de 2015. ¿Esto es un simple error? Es un elemento más que siembra la duda sobre la génesis de esa auditoría. Dudas que ya habíamos señalado anteriormente.

Como conclusión, además de las dudas de carácter económico presentadas al inicio de ese texto, nos parece que demasiadas cosas quedan pendientes como para poder afirmar con contundencia que se puede seguir adelante:

  • La validación de los accesos se debe hacer con simulaciones. (p34)
  • “Se deberá verificar y aclarar la segregación de las circulaciones y los controles de accesos”. (p35)
  • No se ha analizado el hecho de que la remodelación garantice en todo momento un aforo mínimo de 28.000 espectadorxs. (p35).
  • Es necesario tener el visto bueno de las federaciones y de las empresas de eventos culturales sobre varios aspectos (p8-22-34-35).
  • La seguridad en la evacuación está sin analizar (p5).

Para que todo el mundo pueda comprobar con sus propios ojos, ponemos el informe online: 20160321 Informe preliminar auditoria Anoeta LKS – comentado

El 18 de abril, en la comisión de urbanismo, haremos preguntas al Alcalde sobre el informe de auditoría.

0