• eu
  • es

La propuesta fiscal del PNV y PSE da la espalda a la situación de las familias

La portavoz del grupo municipal de Irabazi Donostia, Amaia Martin, ha manifestado que “la propuesta de subida de impuestos y tasas hecha por el equipo de Gobierno municipal de PNV y PSE, da la espalda a gran parte de las familias de Donostia que van a ver retroceder su capacidad adquisitiva”.

Martin, a través de una nota ha planteado las principales propuestas de Irabazi Donostia, plataforma integrada por Ezker Anitza-IU, Equo e independientes.

La portavoz del grupo ha informado de que “uno de nuestros objetivos es la lucha contra las viviendas vacías de modo que hemos planteado un incremento del recargo hasta un 100% de manera general y hasta un 150% para las viviendas vacías en manos de las entidades financieras; la mejora de la eficiencia energética con bonificaciones en la cuota cuando se planteen reformas que mejoren la calificación energética de las viviendas u edificios; la congelación del IBI, y volver a la tarifa que se aplicaba en 2015 para los residuos y el saneamiento. Es inadmisible que el gobierno municipal haya planteado una subida en los dos últimos años del 13 y del 8% para residuos y saneamiento mientras el poder adquisitivo de las familias retrocede. Este gobierno no tiene en cuenta ni la situación de una parte importante de la población, ni los datos relativos al IPC interanual que se ha situado en el último año en negativo. Igualmente, proponemos mejorar la progresividad de los impuestos y tasas municipales, de manera que pague más quien más tiene”.

“Asimismo, hemos propuesto la modificación de la tasa de telefonía móvil para que las multinacionales del sector paguen por el aprovechamiento del dominio público. Se trata de una tasa que ha generado numerosos quebraderos de cabeza porque las compañías telefónicas la han recurrido de modo sistemático pero sobre la que consideramos importante trabajar”. Una sentencia del Supremo ha dado la razón al ayuntamiento de Madrid proporcionándole una recaudación de 33 millones de euros.

Finalmente, Martin ha señalado que “este año, una vez más, presentaremos una moción para pedir a las Juntas Generales que aprueben una tasa sobre las estancias en establecimientos turísticos, tal y como ya se hace en otras ciudades. Parece que ahora tanto Diputación como el Ayuntamiento barajan introducir la tasa que propusimos hace un año, veremos si lo cumplen y aprovechan esta oportunidad para redistribuir la riqueza que genera el turismo. El turismo va en aumento en Gipuzkoa y en Donostia, y los impactos que tiene en las ciudades son incuestionables. Si se toma como ejemplo el caso de Barcelona, esta tasa apenas tiene un efecto en la factura para los turistas, pero puede servir para aminorar los costes que generan como en el saneamiento, la limpieza u otros.”

0