• eu
  • es

Irabazi Donostia cree que su expulsión de Anoeta Kiroldegia es una obstrucción a la transparencia y al espíritu democrático


El concejal del grupo municipal Irabazi Donostia, plataforma compuesta por independientes, Ezker Anitza-IU, y EQUO, Loïc Alejandro, ha calificado de obstrucción a la transparencia y al espíritu democrático su expulsión del Consejo de Administración de Anoeta Kiroldegia (AK).

Alejandro ha manifestado que la decisión del Gobierno municipal de PNV y PSE de cesarle del mismo, “será legal, pero no es ni ética ni deseable, y dista mucho de lo que alardean: nueva gobernanza y transparencia”. Además, ha recordado que “AK no es una sociedad anónima cualquiera, sino una extensión del Ayuntamiento, por ese motivo su Consejo de Administración está formado por los y las concejalas del Ayuntamiento, y se renueva cada legislatura”.

El edil de Irabazi Donostia ha respondido a las razones que el Alcalde ha dado para justificar su cese. En relación a las actuaciones contrarias a los intereses de AK, Alejandro ha manifestado que “la remodelación de Anoeta, en los términos que se plantea hacerla, creemos que es nefasta para el interés general. Y tenemos argumentos de naturaleza técnica, económica, política y legal que nos llevan a pensar eso. Por lo tanto, actuamos a favor del interés general, es decir del Ayuntamiento, es decir de AK. Se debe respetar el juego democrático, y el derecho y deber que cualquier concejala o concejal tiene de controlar la gestión pública como lo estimen conveniente”.

En relación con la acusación de Eneko Goia de “torpedear” la reforma de Anoeta, Alejandro ha considerado que “lo único que la torpedea es hacer mal las cosas”, y le ha recordado que la última resolución del OARC, otra anterior del mismo organismo y una sentencia judicial, “nos reafirman en que no se está actuando bien”.

Otra de las razones dadas por el Alcalde para justificar el cese del concejal es haber faltado al deber de confidencialidad, a lo que el concejal de Irabazi Donostia ha respondido que “el articulo 13 del Reglamento Orgánico de Pleno (ROP) establece que cualquier concejal o concejala puede acceder a documentos de las sociedades municipales incluso si no es consejero o consejera de la misma. Además, cualquier ciudadano puede acceder a un expediente del Ayuntamiento, por lo tanto “es inadmisible que Anoeta Kiroldegia, siendo una extensión del Ayuntamiento, sea un caja opaca a la que no puedan tener acceso ni la ciudadanía, ni los cargos electos si cuestionan las decisiones que allí se toman”.

Alejandro ha insistido en que desde Irabazi Donostia “no cuestionamos la idea de reformar el estadio de Anoeta, lo que exigimos, es que se haga de acuerdo con las necesidades reales, y que se ajuste a la legalidad vigente”.

“No estamos de acuerdo con la manera de modificar el convenio entre AK y la Real”. Se trata de una modificación importante del convenio, y según la Ley de Contratos, se debería rescindir el convenio de 1993 y convocar un nuevo concurso público sometido a exposición pública. No estamos de acuerdo con la aportación de 50% de la Real porque según el convenio de 1993, ésta debería pagar el 100% del coste de toda reforma de carácter “técnico-deportivo”, que en el proyecto de reforma que se pretende supone más del 90% de su coste”

“No estamos de acuerdo con la aportación municipal de doce millones. El convenio plantea que la Real adelantará doce millones que AK le devolverá en concepto de años de uso gratuito del estadio. Son doce millones de alquiler que el Ayuntamiento no cobrará y que por lo tanto representan una inversión municipal en la remodelación”.

Finalmente, el edil de Irabazi Donostia ha manifestado que en un momento en el que se justifica que no hay dinero para financiar los servicios públicos que nos afectan a toda la ciudadanía, “es indecente que una administración pública como el Ayuntamiento de Donostia no tenga reparos en justificar una operación que responde principalmente a los intereses de la Real Sociedad, y que para hacerlo incumpla la legalidad vigente y expulse de la entidad que gestiona el Estadio de Anoeta a quienes cuestionamos esa forma de actuar. Esto está lejos de ser “nueva gobernanza”, transparencia y buena gestión del dinero público. A pesar de ello, seguiremos realizando la labor de control de la gestión del gobierno que nos corresponde en nuestra calidad de cargos públicos y a la que nos obliga la Ley de Bases de Régimen Local”.

0