• eu
  • es

Irabazi Donostia cree que PNV y PSE “contienen” la presión fiscal solo para algunos, y no para la inmensa mayoría de las familias donostiarras.

Amaia Martin y Loïc Alejandro, concejales del grupo municipal Irabazi Donostia (plataforma compuesta por Ezker Anitza-IU, Equo e independientes), creen que el gobierno municipal de PNV y PSE solo “contienen” la presión fiscal para algunos, no para la inmensa mayoría de las familias donostiarras, y que ambas formaciones están pensando más en las elecciones de 2019 que en la ciudadanía.

Ambos ediles han hecho estas manifestaciones tras analizar la propuesta de los impuestos y tasas para 2018 que el gobierno municipal presentó el día 1 de agosto. Igualmente, Martin y Alejandro han dado a conocer tanto las enmiendas como las propuestas que su grupo municipal ha hecho al respecto.

Martin ha considerado que el Alcalde, Eneko Goia, y el concejal de hacienda, Jaime Dominguez-Macaya, “hicieron trampa al trasladar a la ciudadanía la idea de que se “contiene” la presión fiscal para 2018”, ya que según ha manifestado la portavoz del grupo municipal, “subir un 5% la recogida de residuos y un 3% la de agua y saneamiento, es todo lo contrario a “contener”, más aún cuando el gobierno municipal de PNV y PSE ha subido esos dos servicios fundamentales un 18% y un 11% respectivamente en lo que va de legislatura”.

Para los ediles de Irabazi Donostia, el gobierno municipal “da al espalda” a la realidad de la mayoría de la ciudadanía donostiarra, ya que según los datos del último estudio anual elaborado por la Sociedad de Fomento, “Barómetro de la Economía Urbana de 2015”, la renta familiar disponible ha descendido en TODOS los barrios de la ciudad, siendo la media de la bajada cerca de un 7% . “Algo que el equipo de gobierno parece ignorar por completo”, han añadido.

Según Alejandro, “todo lo contrario de lo que ha ocurrido con el PIB” que ya lleva más de un 6% de incremento acumulado los dos años anteriores, y se estima que suba otro 3% este año, con lo que la subida acumulada será de más de un 9%. “Aún así”, el gobierno municipal ha propuesto “congelar” en 2018 el Impuesto de Actividades Económicas (afecta a empresas con más de 1 millón de euros de cifra de negocio); frente a ese 9% de aumento del PIB, PNV y PSE, “sólo han incrementado ese impuesto un 2% en esta legislatura”, ha añadido.

Igualmente el edil de Irabazi Donostia ha manifestado que “siguen congeladas” las tasas que pagan la empresas suministradoras de gas y luz, y las de telefonía móvil por el aprovechamiento del espacio público. Todas esas empresas cotizan en el IBEX-35 y aumentaron sus beneficios netos un 66% el año pasado (Telefónica e Iberdrola a la cabeza), “por lo que el incremento de las tasas está más que justificado” ha añadido Alejandro.

Los ediles de Irabazi Donostia han insistido en que el gobierno de PNV y PSE, siguen sin tener en cuenta que la precariedad laboral ha venido para quedarse, que los sueldos de la inmensa mayoría de la ciudadanía siguen perdiendo poder adquisitivo y que la recuperación de la economía no llega a la sociedad en su conjunto. “Algo que no se puede ignorar en la fiscalidad municipal”.

En relación a las propuestas concretas del grupo municipal, Amaia Martin ha informado de que en relación al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), seguirán proponiendo penalizar las viviendas vacías con un recargo del 150%, y un aumento hasta un 75% para quienes pongan esas viviendas a disposición de los programas públicos de alquiler.

Respecto al Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), Irabazi Donostia ha propuesto incluir una serie de bonificaciones para las obras derivadas de las Inspecciones Técnicas de Edificios, en función del grado de la intervención que indiquen esas inspecciones. Además, creen innecesaria la bonificación que pretende incluir el gobierno municipal por las obras en piscinas privadas para mejorar el aprovechamiento energético, ya que “una piscina no es un bien de primera necesidad, por lo que quien tiene poder adquisitivo para tener una piscina, también lo tiene para mantenerla”.

Sobre el impuesto de Plusvalía, que grava la venta de inmuebles urbanos, “congelado” por el gobierno municipal, Irabazi Donostia ha propuesto aplicar una subida del IPC previsto, 1,5% , con el objetivo de contener la especulación inmobiliaria.

En relación con las tasas, la portavoz del grupo municipal ha informado de que propondrán una rebaja en la de residuos y las de saneamiento y agua, que llevan subidas acumuladas de un 18% y un 11% respectivamente, “todo lo contrario de lo que ha pasado con la renta familiar disponible que ha bajado un 7%”.

En relación a otras tasas, Martin ha informado de que propondrán una subida del IPC previsto, 1,5%, a la tasa por obtención de licencias urbanísticas, la OTA y la grúa. En este último caso exceptuando las bicicletas, “ya que no hay aparca-bicis suficientes”.

Finalmente ambos ediles han vuelto a insistir en que el gobierno municipal ha hecho una propuesta de modificación de los impuestos y tasas municipales “pensando más en 2019 que en la ciudadanía donostiarra, “conteniendo” la presión fiscal para algunos, pero un año más, aumentándola claramente para la inmensa mayoría de la ciudadanía”.

0