• eu
  • es

Irabazi Donostia cree que el gobierno municipal y Anoeta Kiroldegia son cómplices de la explotación laboral de los trabajadores de las obras del estadio de Anoeta

Amaia Martin y Loïc Alejandro, concejales del grupo municipal Irabazi Donostia (plataforma compuesta por Ezker Anitza-IU, Equo Berdeak e independientes), han considerado que el gobierno local de PNV y PSE y la sociedad municipal Anoeta Kiroldegia “son cómplices” de los incumplimientos laborales de las empresas que están realizando las obras del estadio de Anoeta, y en consecuencia “cómplices de la explotación laboral de los trabajadores”.

Los concejales de Irabazi Donostia han realizado estas declaraciones tras tener conocimiento de las multas que la inspección de trabajo está poniendo tanto a la UTE adjudicataria (formada por Moya y Altuna y Uria), como a las empresas subcontratadas por ésta, debido a que no están aplicando del convenio colectivo correspondiente, así como a otras prácticas prohibidas por la legislación laboral.

En relación a los incumplimientos laborales que figuran en los pliegos de condiciones del contrato, y las sanciones impuestas por la inspección de trabajo hechas públicas por el sindicato ELA, Alejandro ha destacado, además de fraude, falsificación documental o cesión ilegal de trabajadores, “los salarios de miseria”, de entre 5 y 8 € la hora, sin derecho a pagas, vacaciones o dietas, y “las jornadas abusivas”, hasta 100 horas extra al mes cuando la ley sólo permite 80 horas al año.

Según el edil de Irabazi Donostia, las sanciones económicas impuestas a las empresas por la autoridades laborales ascienden ya a más de 250.000 €, y “la deuda salarial” con los trabajadores puede superar los 4,5 millones de euros.

Ante esta situación, Martin ha manifestado que ni el gobierno municipal de PNV y PSE, ni Anoeta Kiroldegia pueden “mirar hacia otro lado” y considerar que con imponer una multa de 15.000 € euros se solucionan los incumplimientos del contrato. La portavoz de Irabazi Donostia ha recordado que la aportación del Gobierno Vasco y de la Diputación Foral de Gipuzkoa para la obras de Anoeta, asciende a 14 millones de euros, por lo que es del todo inaceptable que con el dinero público, de todos y todas, se esté fomentando la precariedad y la explotación laboral.

La portavoz de Irabazi Donostia ha recordado que el Estatuto de los Trabajadores (art 42), obliga a responder solidariamente de las obligaciones salariales que los contratistas y subcontratistas tienen con sus trabajadores hasta un año después de la finalización de los trabajos. Por lo tanto, Anoeta Kiroldegia, empresa principal de las obras, debe exigir a la UTE que “abone a los trabajadores los salarios que les debe”, y en caso contrario, Anoeta Kiroldegia debe descontar la parte proporcional de la factura a la UTE. Además, Martin ha recordado que estos incumplimientos son causa de resolución del contrato, ya que están explicitamente recogidos en el pliego de condiciones del mismo.

Alejandro se ha preguntado “qué intereses defiende Anoeta Kiroldegia” si no hace cumplir lo que ella misma ha puesto en los pliegos de condiciones de la licitación de la obra, y ha añadido que “parece evidente” que el presupuesto inicial de la obra no llega, y hay que “cuadrar cuentas” a costa de las condiciones y del salario de los trabajadores, y de las “rebajas” en las infraestructuras públicas como el mini estadio o los espacios culturales. Algo que ya advirtió en su día la propia auditoria encargada por Anoeta Kiroldegia.

Por todo ello, los ediles de Irabazi Donostia han informado de que pedirán en pleno al gobierno municipal y a Anoeta Kiroldegia que exijan a la UTE concesionarias de las obras del estadio de Anoeta el abono de los salarios pendientes a los trabajadores, y en caso contrario que no siga pagando o que descuente la parte proporcional.

0