• eu
  • es

Irabazi Donostia cree que el gobierno municipal de PNV y PSE es el mayor destructor del patrimonio arquitectónico de la ciudad

Amaia Martín y Loïc Alejandro, concejales del grupo municipal Irabazi Donostia (plataforma compuesta por Ezker Anitza-IU, Equo e independientes), consideran que el gobierno municipal de PNV y PSE es el mayor destructor del patrimonio arquitectónico de la ciudad, a la vista del nulo interés que muestra en su defensa.

Los ediles han realizado estas declaraciones ya que mañana martes, el Gobierno local de PNV-PSE dará su visto bueno al derribo de los muros de la iglesia del convento de San Bartolomé, en el que se va a construir otro hotel. “La empresa finalmente conseguirá hacer lo que se había propuesto desde un inicio, además, le va a salir barato” porque únicamente tendrá que pagar 5.000 euros de multa por haber derribado la fachada sin el correspondiente permiso, ha manifestado Martin.

Según la portavoz de Irabazi Donostia “el mensaje que se transmite a las empresas de construcción es muy grave: no importa que no respeten el patrimonio edificado de la ciudad porque con pagar una pequeña multa podrán hacer lo que quieran”.

Alejandro por su parte ha manifestado que el departamento de urbanismo ha encargado un informe técnico que dice que los muros de la iglesia no presentan interés constructivo alguno; sin embargo, el gobierno municipal de PNV y PSE “ignora el interés patrimonial, y que la iglesia tiene valor cultural reconocido por una sentencia del Supremo que orden al Ayuntamiento su protección”.

Según el edil de Irabazi Donostia, para ejecutar lo que la promotora pretende habría que descatalogar previamente el monumento o modificar su régimen de protección. Asimismo, Alejandro ha recodado que “hace dos años salió en prensa un foto montaje en el que se veía perfectamente que la intención de la promotora era derribar la iglesia entera, y al final el gobierno PNV-PSE, fingiendo sorpresa, se lo va a permitir”.

Alejandro ha señalado que “resulta llamativo y sintomático que los derribos de Villa Eugenia y de la iglesia de San Bartolomé se produzcan en pleno verano, y se ha preguntado cuántas sorpresas más nos esperan en lo que queda de agosto.

El grupo municipal Irabazi Donostia denunció hace unos días la falta de compromiso del gobierno PNV-PSE para evitar derribos de villas singulares, al derribarse Villa Eugenia en Jaialai 4. “Ahora toca ver los resultados de la nefasta gestión de este gobierno con la iglesia de San Bartolomé, elemento protegido en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbano Construido” ha afirmado Amaia Martin.

0