• eu
  • es

Donostia/San Sebastián muestra su apoyo a las personas refugiadas y pone el foco en los y las menores

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián, aprobó este martes una declaración institucional en defensa de las personas refugiadas, presentada por Irabazi Donostia, plataforma compuesta por Ezker Anitza-IU, EQUO e independientes.

Amaia Martin, portavoz de Irabazi Donostia, ha informado de que en la Junta de Portavoces celebrada ayer, se aprobó una declaración institucional “en la que se pide a la UE y a los estados miembros que destinen los recursos materiales y personales que sean necesarios” para que los y las menores refugiadas “no terminen en redes de tráfico de personas dedicadas al explotación sexual y al esclavismo”. Asimismo, se pide que “intensifiquen la persecución, detención y desmantelamiento de las redes de tráfico de personas”.

Martin ha resaltado las noticias sobre la desaparición de más de 10.000 menores, que según la EUROPOL, “acaban en organizaciones dedicadas a la explotación sexual y al esclavismo”. Irabazi Donostia recuerda que varias ONGs siguen advirtiendo de que la falta de recursos expone a niños y niñas a sufrir malnutrición, abusos sexuales y a convertirse en víctimas de la trata, “algo que ninguna familia donostiarra desearía para sus hijos e hijas, y que se puede impedir poniendo los medios necesarios para ello”.

En la declaración aprobada también se pide al Gobierno del Estado, al Gobierno vasco y a la Diputación Foral de Gipuzkoa que cumplan íntegramente con los compromisos que han adquirido en relación con la acogida de personas refugiadas, ya que “no parece que estén dando pasos suficientes al respecto”.

En relación a medidas de carácter legal, la declaración insta al Gobierno del Estado a garantizar la posibilidad de pedir asilo en embajadas y consulados en los países de origen y tránsito; activar políticas de concesión de visados humanitarios y eliminar la exigencia del visado en tránsito para aquellas personas que proceden de países en conflicto.

Martin, califica de “buena noticia” la aprobación de esta declaración, y espera que “no sea papel mojado” ya que “la dramática situación que estan viviendo miles de personas necesita de una respuesta urgente que aborde tanto los problemas humanitarios como los legales”.

0