• eu
  • es

Aquí os dejamos la propuesta de ordenanza de igualdad que hemos trasladado al Consejo de Igualdad del Ayuntamiento.

Proposición normativa ordenanza de igualdad

Esta mañana hemos dado una rueda de prensa para informar sobre la presentación en el Consejo de Igualdad, de una propuesta de ordenanza de igualdad.

Creemos que es necesario que el Ayuntamiento de Donostia tenga una ordenanza de igualdad para dotar de mayor rango y estabilidad a las políticas municipales en esta materia, tal como ocurre con las normas urbanísticas, medio ambientales o culturales. No es algo nuevo, ya hay unos cuantos municipios en Euskadi que la tienen. Tolosa fue la pionera, y Donostia podría ser la primera capital de Euskadi en tenerla.

Tener una ordenanza de igualdad supone que cualquier gobierno municipal, sea cual sea su color político, o sea cual sea la situación coyuntural, estará obligado a su cumplimiento. Deberá tenerla en cuenta en todas las actuaciones que vaya a llevar a cabo, y la igualdad no será una materia a merced por ejemplo de crisis económicas, o de la voluntad política de quien esté al frente del Ayuntamiento.

Reconocemos que no partimos de cero, que muchas de las cosas que se recogen en la ordenanza ya se vienen realizando, y que se han dado pasos importantes al respecto. Es fruto tanto del impulso político de otras corporaciones, como de la labor de las técnicas de igualdad.

Hemos querido presentarla en el Consejo de Igualdad por dos razones:

La primera y más importante, porque en ese ámbito están representadas las asociaciones de mujeres de la ciudad, además de los grupos políticos municipales.

La segunda, porque una de sus funciones es “constituir un espacio donde se conozcan proyectos normativos y de planificación municipal sectorial, y en su caso participar en el diseño y revisión de los planes y programas, así como en la elaboración de Ordenanzas y Reglamentos”. Más aún si se trata de una ordenanza de igualdad.

Por lo tanto, el propio Consejo deberá ser quien la revise e introduzca las modificaciones o mejoras que considere oportuno.

Confiamos en tener el apoyo del resto de los grupos municipales, ya que como hemos dicho antes, esta ordenanza no parte de cero. Hasta ahora ha habido un amplio consenso en el Ayuntamiento para trabajar en favor de la igualdad.

La ordenanza es la recopilación de todo ese trabajo y la plasmación de la voluntad política para situar  la igualdad al mismo nivel que otras materias, partiendo del reconocimiento de que la desigualdad y la discriminación contra las mujeres es un fenómeno universal y estructural que nos afecta también a las mujeres de la ciudad. Algo que deseamos superar.

0